BIENVENIDOS A TIERRA FIRME

Tierra Firme es ese lugar que se encuentra en tu Corazón, Es el Puerto Seguro de Destino a donde todos ansiamos llegar algún día una vez que hayamos cruzado el Oceano de Sabiduría en nuestro Interior, La Gran Biblioteca Universal, Herencia de Nuestro Creador(a), El Gran Espíritu, La Conciencia Cósmica. BIENVENIDOS A TIERRA FIRME,

lunes, 18 de febrero de 2008

¡LEVANTAOS GUERREROS, LA BATALLA HA COMENZADO!







Aun cuando haya pasado por todo lo que pasé, no me arrepiento de los problemas en que me metí, porque fueron ellos los que me condujeron hasta donde deseé llegar. Ahora, todo lo que tengo es esta espada, y la entrego a cualquiera que desee seguir su peregrinación. Llevo conmigo las marcas y las cicatrices de los combates; ellas son testimonio de lo que viví y recompensas de lo que conquisté.

Son estas marcas y cicatrices queridas las que me abrirán las puertas del Paraíso. Hubo una época en la que viví escuchando historias de hazañas. Hubo otras épocas en que viví simplemente porque necesitaba vivir. Pero ahora vivo porque soy un guerrero y porque quiero un día estar en la compañía de Aquel por quien tanto luché.

La libertad aún sigue siendo lo que más aprecio en este mundo. Claro que eso me llevó a beber vinos que no me gustaron, a hacer cosas que no debería haber hecho y que no volveré a repetir, a tener muchas cicatrices en mi cuerpo y en mi alma, a herir a alguna gente - a la cual acabé pidiendo perdón - en una época en la que compredí que podía hacer cualquier cosa, excepto forzar a otra persona a seguirme en mi locura, en mi sed de vivir. No me arrepiento de los momentos en los que sufrí, llevo mis cicatrices como si fueran medallas. Sé que la libertad tiene un precio alto, tan alto como el precio de la esclavitud; la única diferencia es que pagas con placer y con una sonrisa, incluso cuando es una sonrisa manchada de lagrimas.

Todo guerrero de la luz ya tuvo alguna vez miedo de entrar en combate.

Todo guerrero de la luz ya traicionó y mintió en el pasado.

Todo guerrero de la luz ya recorrió un camino que no le pertenecía.

Todo guerrero de la luz ya sufrió por cosas sin importancia.

Todo guerrero de la luz ya creyó que no era un guerrero de la luz.

Todo guerrero de la luz ya falló en sus obligaciones espirituales.

Todo guerrero de la luz ya dijo sí cuando quería decir no.

Todo guerrero de la luz ya hirió a alguien a quien amaba.

Por eso es un guerrero de la luz; porque pasó por todo eso y no perdió la esperanza de ser mejor de lo que era.

El mundo tiene un alma y llega el instante en el cual esa alma está en todo y en todos al mismo tiempo. El mundo vive un momento en el que mucha gente está recibiendo la misma orden: Sigue tus sueños, transforma tu vida en un camino que conduzca a Dios, realiza tus milagros, cura, profetiza, escucha a tu ángel de la guarda, cambia, sé un guerrero y sé feliz en el combate. Corre tus riesgos. Habrá sacrificios, porque son tiempos de transformación, de renacimiento, pero vencerás cuando llegue tu hora.
¡LEVANTAOS GUERREROS DE LA LUZ LA HORA HA LLEGADO!
¡Alegraos! Se acerca un nuevo día, el día magnífico, de radiante hermosura, cuando a mi rostro tenga que regresar. ¡Entonces me veréis! En ese día comprenderéis las razones divinas, levantaré mi cosecha y recogeré lo sembrado. Entonces desaparecerá para siempre el animal maligno y vosotros podréis caminar en paz.

Y se abrirán las puertas de oro, y vendrán en matrimonio los pueblos de la tierra al
templo de los cuatro rumbos, donde se os pedirá que no os descalcéis. Y se manifestará la Señal de la unidad en un árbol erguido. El mundo habrá de verlo cuando ocurra, porque es el amanecer de Ometeotl.

Poder de bondad viene a vosotros para vivificaros, para extirpar del mundo todo
temor. Poder de unidad, poder del Corazón del Cielo, de Aquel que, al recibirnos, no recibe sino a su propio ser. ¡Rendid devoción a la verdad, creed en su poder! ¡Avivad la luz de vuestros corazones, oh hermanos! Amanecerá el mundo para quienes comprendan.

A la distancia de un grito, a la distancia de un día de camino está ya vuestro hombre,
vuestro hermano mayor, el de los verdes jades, las barbas y el báculo de peregrino.
¡Recibidlo!. El tiempo se acerca, la hora viene, nace la humanidad del nuevo Sol. ¡Contemplad su señal ahora! ¡Erguid el madero! (Evangelio de Quetzalcoatl).
BAKTUN 13 (21/12/2012)
CONOCE "EL MENSAJE DE ORION" EN WWW.TIERRAFIRME2012.COM


1 comentario:

  1. Excelente articulo Ricardo, quedo en espera de mas

    ResponderEliminar

TU COMENTARIO ES IMPORTANTE, ESCRIBELO